Agroindustria

Chile es el primer exportador del mundo de arándanos frescos, erizos, filetes de salmón y uva de mesa. Asimismo, nuestro país se ha posicionado en otras 46 categorías como principal proveedor global de productos alimentarios. Tales logros han impulsado a los expertos de la agroindustria local a situarla al mismo nivel de importancia que el cobre, asegurando que ésta podría ser el próximo “sueldo de Chile”. No obstante, el salto hacia una “Potencia Alimentaria” hoy al menos es un sueño. La escasez de agua para riego fruto de la sequía; los cuestionados derechos del agua; la insuficiente inversión en tecnología hídrica; la falta de capacitación y tecnologización de los pequeños agrarios; las brechas en inocuidad alimentaria; y el impacto del cambio climático en el campo, son por el momento barreras muy difíciles de superar.