Calafate: el seereto de la eterna juventud

calafate

Publicado en Revista Indualimentos, 2016

Bien lo sabían los Pechuenches y los Onas, quienes por generaciones utilizaron este milenario fruto, que crece en forma silvestre en el Sur de Chile (Aisén), para tratar diversas enfermedades y mantener un excelente estado de salud. Al enterarse de que el calafate liofilizado duplicaba la capacidad antioxidante del maqui (60 mil ORAC contra los 37 mil del maqui), según muestras del INTA, Mauricio Manríquez, agricultor de la Región de Aysén, no lo pensó dos veces. Impulsado además por su pasión por este fruto nativo que consume desde la niñez, postuló a un proyecto FIA para obtener financiamiento y dar vida a un producto único en su tipo.

El resto de la historia se desarrolló muy rápido: el agricultor lanzó su producto Polvo de Calafate Liofilizado durante la Expo Rural de Santiago (octubre de 2014) y durante el evento fue premiado como Mejor Producto Innovador. Actualmente, Manríquez comercializa su producto en pequeños volúmenes a varias ciudades de Chile, e incluso, lo exporta a Inglaterra, Japón y Corea.

Es que al interés antioxidante del calafate se han sumado otros que hoy tienen a los científicos chilenos estudiando al fruto de cabeza. Ello debido a que este alimento nativo ejerce un positivo impacto para prevenir y tratar la diabetes. Así lo demuestran las pruebas in vitro realizados en los laboratorios de la Universidad de Chile. Por ello los investigadores hoy preparan pruebas clínicas in vivo (en el cuerpo humano), a fin de corroborar estos resultados.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.