Crudismo sólo para algunos estómagos

crudismo 2Publicado en Revista Indualimentos, 2015

El crudismo es sólo para algunos estómagos, alertan los expertos del mundo de la nutrición. Esta es una de las tendencias que viene cobrando cada vez más fuerza el último tiempo y comparte ciertos principios con el veganismo. Su postulado descansa en la ingesta cruda de frutas, verduras, brotes, semillas y leche de almendra, entre otros alimentos, todos los cuales han sido cultivados en forma natural y libre de agroquímicos. Así, la carne (roja o blanca), el pescado y todos los alimentos cocidos (arroz, pastas y legumbres), envasados o procesados, quedan definitivamente fuera, a menos que se consuman crudos. No obstante, este régimen crudista es sólo para aquellos que tienen una buena tolerancia gastrointestinal.

Si hay una tendencia alimentaria que hoy es el último grito entre los consumidores, esa es la Raw Food o “alimentación cruda” que promueve el consumo de alimentos en su estado más natural, procurando que los ingredientes sean crudos, veganos (nada de origen animal) y orgánicos.

Se trata de un nuevo estilo de vida que ya ha seducido a muchas personas con la promesa de una notable mejoría en la salud. La combinación de estos alimentos gatillaría un aumento de la energía vital, pérdida de peso, disminución del estrés, mejor digestión, alcalinización del PH de la sangre, claridad mental y alegría de vivir. Su filosofía apunta al perfecto equilibrio entre salud, sociedad y medio ambiente, y ello explica que sus directrices descansen en el consumo de alimentos cultivados en forma natural.

Según explica el Dr. Manuel Moreno González, Nutriólogo y Diabetólogo, y además profesor del Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, uno de los factores que ha propiciado el auge de esta corriente es la baja ingesta de fibra dietética que registra la población en general, “y este hábito de ingerir poca o nada de fibra ha dado origen a numerosas enfermedades de carácter digestivo, metabólico y degenerativo”. Con todo, el experto sólo recomienda este estilo de alimentación a ciertas personas.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.