Plantas medicinales que ayudan a la salud

plantas medicinalesPublicado en Revista Indualimentos, 2012

Son varias las plantas medicinales que han sido estudiadas por los científicos, reconociendo en ellas principios activos que van en directo beneficio de la salud. A continuación algunas de  las principales:

Hierba de San Juan: La ciencia la ha reconocido como una alternativa natural y efectiva para combatir cuadros de depresión (leves y moderados), ansiedad, nerviosismo, malestares premenstruales y menopausia, vía infusión oral. Lo anterior debido a que la hierba presenta elevadas concentraciones de melatonina, hormona secretada por la glándula pineal que actúa como agente antidepresivo y regulador del humor, las emociones y las sensaciones.

De igual forma, la hierba de San Juan es utilizada en forma externa para tratar dermatitis, heridas pequeñas, úlceras e infecciones virales. Tiene un efecto antiinflamatorio, antihemorrágico y antihipertensivo, lo que también la hace ideal para aliviar los espasmos musculares (calambres). No obstante, no se recomienda su uso en forma paralela con fluoxetina y antidepresivos tricíclicos.

Llantén: Sabemos del poder cicatrizante de esta hierba por la comunidad Mapuche, quien la utilizaban para curar heridas, llagas y quebraduras mediante una cocción que incluía una concentración de Llantén. Esta planta resulta idónea para tratar alteraciones digestivas tales como gastritis, úlceras digestivas, diarrea y afecciones hepáticas. De hecho, su efecto cicatrizante en gastritis y úlceras digestivas está avalado por estudios clínicos, los que también han reconocido su uso externo en forma de compresas para tratar además pústulas, hemorroides, vaginitis, leucorrea (flujo blanco) y úlceras varicosas.

Sin embargo, hay que tener la precaución de no usar infusiones muy concentradas de esta hierba, de lo contrario se puede producir un efecto antihipertensivo y laxante muy potente.

Aloe Vera: Los expertos han catalogado al Aloe Vera como el principal regenerador celular que hoy podemos encontrar en la naturaleza, ya que además de ser cicatrizante, combate la psoriasis, piel rosácea, acné, eccemas (inflamación dermatológica), verrugas y hasta úlceras bucales, aplicando la hoja de Aloe directamente en la piel o en forma de gel. Ello gracias a que la planta contiene más de 200 principios activos que han sido identificados por los científicos, entre los que figuran vitamina A, B1, B2, B3, B6, B9, B12, C, D, E, betacaroteno y polisacáridos, entre otros aminoácidos y enzimas.

La ciencia también ha reconocido el poder laxante de esta planta, la que puede ser suministrada en forma de jugo. Pero hay que evitar su consumo cuando existen dolores abdominales, nauseas y vómitos. Tampoco debe ser administrada a pacientes con enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa y síndrome de colon irritable.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.