El potencial de la yuca en la región

yucaPublicado en Revista Indualimentos, 2013

El potencial de la yuca en la región es impensado. Esta es una de las mejores fuentes de carbohidratos, no sólo puede ser consumida en forma directa sino que también puede ser transformada y utilizada como materia prima para la elaboración de papel, pegantes, espesantes, embutidos, textiles, fármacos, almidón, harina, bioetanol y biogás, entre otros productos. Pese a ello su potencial en Latinoamérica aún no ha sido del todo explotado. Ante la escasez de áreas para el cultivo, hoy la FAO lidera un proyecto a nivel regional en conjunto con otras entidades latinoamericanas para potenciar la producción sustentable del alimento.

La yuca o Manihot Esculent es considerada un alimento prioritario para la seguridad alimentaria mundial, debido a que la comunidad científica ha concluido que el tubérculo es una de las mejores fuentes de carbohidratos e ideal para la elaboración de harinas con alto porcentaje de proteínas. Pero, lo cierto es que el potencial de este cultivo en la industria ha alcanzado niveles que hoy muy pocos sospechan.

Las características de esta planta hacen posible su total utilización, vale decir, desde el tallo y sus hojas hasta todas sus raíces, convirtiéndola en un cultivo multipropósito, explica Alberto Pantoja, Oficial de Producción y Protección Vegetal de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). “Esto significa que la yuca puede ser utilizada para diferentes fines. Puede consumirse en forma directa como también puede ser transformada, procesada e industrializada, fomentando así la agroindustria rural”.

Un caso exitoso es Tailandia, destaca el experto, donde a partir de la producción e intensificación sustentable de la yuca, los ingresos de los pequeños agricultores aumentaron contribuyendo a reducir la pobreza.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.