El salto de los alimentos orgánicos

0organicosPublicado en Revista Indualimentos, 2013

Chile ya cuenta con 446 productores y 111.218 hectáreas certificadas como orgánicas, a partir de las cuales se cultivan y se exportan principalmente frutas frescas, uvas orgánicas, aceite de oliva, jugos, aceto balsámico, uva vinífera y otros productos elaborados. El crecimiento de la demanda externa impulsada principalmente por Estados Unidos y la Unión Europea, quienes procuran cada vez más alimentos libres de residuos químicos, ha sido un motor para que los productores chilenos certifiquen sus predios como “ecológicos”. Y si bien están muy motivados por instaurar un sistema de producción que no dañe al medio ambiente y por el sobreprecio que pueden obtener con sus productos orgánicos, la actual normativa local pone vallas para que los pequeños productores comercialicen y exporten sus productos.

En Chile actualmente hay nada menos que 111.218 hectáreas certificadas como orgánicas. De este total, 86.466 hectáreas corresponden a recolección silvestre, lo que significa que en estas áreas se produce rosa mosqueta y moras, entre otras muchas variedades. La producción de uva vinífera es el cultivo orgánico más importante del país con 4.556 hectáreas, ubicándose en el primer lugar del total de la superficie plantada.

En el segundo puesto figura el grupo de los frutales mayores con 3.307 hectáreas y donde la principal producción corresponde a manzanos, seguida de olivos, paltos, kiwis, ciruelos, cerezos, limoneros, uva de mesa, perales y durazneros. Aunque en los últimos años se introducido la producción de nuevas especies orgánicas, como castaños, almendros y avellanos. ¿El problema?, el actual marco legal en nada ayuda a los actores de este nicho.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.