Emprendimiento

Todos soñamos con el emprendimiento, con dar forma a nuestro propio negocio, piensas “algún día” y luego sigues con tu vida tal cual. Sin embargo, cuando finalmente decides dar el paso, un frenesí de entusiasmo te invade y confías en que tu proyecto será todo un éxito. Sin duda, la primera y gran valla a sortear es la obtención de financiamiento. Pero también hay otros puntos a considerar: el equipo de trabajo; el timming correcto para lanzar tu nuevo producto o servicio; la energía necesaria para sobrevivir durante el camino; la competencia que vas a enfrentar; los errores que puedes cometer en el supuesto de tu negocio; y el miedo cuando todo parece ir en picada. Con certeza un recorrido difícil pero alcanzable, si tienes la suficiente confianza, observas bien a tu alrededor y tomas muy buenas decisiones.