“Hay Que Llegar A Un Consenso Para Crear Comunidades Sustentables”

comunidades sustentablesPublicado en Revista Que Pasa Energía, 2012

Es canadiense pero conoce bastante bien la realidad de Chile. Por este motivo Patrick M. Condon no tiene pelos en la lengua para aseverar que nuestro país hoy atraviesa por una mortal paradoja en términos de eficiencia energética y sustentabilidad. Avalado por 25 años de experiencia en el diseño urbano sustentable y reconocido internacionalmente como planificador profesional, profesor, investigador y autor de varios libros, Condon hizo sus maletas y vino a Chile a participar como orador en el TIC Forum Chile 2012, organizado por Telefónica. Durante el evento, el experto ahondó en su proyecto de ciudad “carbono cero” que ya fue puesto en marcha en North Vancouver, Canadá.

¿Qué balance hace de Chile en materia de eficiencia energética y sustentabilidad respecto de otros países?

Chile y otros países de Latinoamérica tienen a su alcance herramientas para ser mucho más sustentables en comparación con Estados Unidos o Canadá. Por ejemplo, Chile cuenta con un ambicioso plan que apunta a alcanzar un 20% de generación eléctrica a partir de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) hacia el año 2020. Mi percepción es que muchos chilenos están decepcionados al constatar que este objetivo se hace cada vez más lejano año tras año, pero esta ambición de los chilenos por querer abrazar la sustentabilidad es muy superior a la ambición de los canadienses o estadounidenses.

Sin embargo, en el sentido más amplio del concepto de sustentabilidad, me parece que Chile está en una encrucijada. Su economía ha crecido a un ritmo muy vertiginoso en la última década, mucho más que la nuestra, y ello ha colocado a los chilenos en una situación de gran competitividad por lograr mayor acceso a los bienes de consumo, cambiando la naturaleza de sus ciudades desde sus formas más tradicionales.

Torres relucientes hoy marcan el paisaje de Santiago, transformándose por desgracia, en verdaderos imanes urbanos que atraen un incesante tráfico, al estilo estadounidense. Sus mejores barrios están congestionados con tráfico vehicular, mientras que los ciudadanos más pobres están obligados a viajar largas distancias para llegar a sus lugares de trabajo en sistemas de transporte saturados y en pésimas condiciones.

*Si quieres leer la entrevista completa, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.