Orujo de uva: Inimaginable fuente de salud

orujo de uvaPublicado en Revista Indualimentos, 2015

Cerca de 2 millones de kilos de orujo de uva (piel y semilla de la uva) se botan en Chile cada año, durante el proceso de producción del vino, mientras que un porcentaje menor es reutilizado como abono para los animales. Este descarte alimentario era considerado hasta hace muy poco como una merma o basura por la industria vitivinícola. Pero la curiosidad y la creatividad de una joven emprendedora demostraron que el orujo cuenta con valiosos y sorprendentes atributos para la salud.

Isabel Margarita Zenteno tuvo la ocurrencia de enviar muestras de orujo a distintos laboratorios químicos para su análisis y el resultado la dejó perpleja: alto en fibra y polifenoles (antioxidantes que previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, obesidad y sobre peso), además de flavonoides (ayudan a reducir el colesterol malo o LDL y protegen el hígado y el estómago). Ante esta reveladora fórmula, no había tiempo que perder!

Así, la joven decidió aprovechar este desecho de la industria y convertirlo en una valiosa materia prima, a partir de la cual elabora harina orgánica de orujo de uva y productos funcionales gourmet libres de gluten, como galletas dulces y saladas (para aperitivos), empanadas y diferentes variedades de panes y pastas. Adicionalmente, la harina orgánica de orujo sirve como condimento para la preparación de comidas, o bien, para adicionarla a otros alimentos como el yogurt.

Todos estos productos son libres de aditivos y conservantes químicos, se comercializan bajo el nombre de Tintorujo y la marca está presente en Facebook.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.