La carrera por el litio de Bolivia

litio 2Publicado en Universia Knowledge@Wharton, 2009

La carrera por el litio de Bolivia ha desatado un verdadero despliegue de ofensivas por parte de las principales actores de la industria mundial. ¿El motivo?, en este país se encuentra la mayor reserva de litio del mundo: el Salar de Uyuni. Emplazado en la región del Potosí (suroeste del país) a 3.500 metros sobre el nivel del mar, el Salar de Uyuni concentra 5 millones de toneladas de litio, recurso altamente utilizado en la fabricación de baterías para automóviles híbridos y eléctricos. Lo anterior representa una atractiva apuesta para los fabricantes de la industria, quienes hoy más que nunca buscan romper su dependencia con los combustibles fósiles y producir modelos más económicos.

Este escenario ha motivado a la automotriz francesa Bolloré a presentar una propuesta concreta al Presidente de Bolivia, Evo Morales, a objeto de explotar e industrializar a gran escala el mineral de Uyuni. Pero no ha sido la única interesada, ya que a la carrera por el negocio del litio boliviano también se han sumado la japonesa Mitsubishi, seguida muy de cerca por la estadounidense General Motors, que antes de declarar su quiebra estaba en conversaciones con la autoridad boliviana.

Brian Townley, profesor del Departamento de Geología de la Universidad de Chile, explica que “el interés de las compañías automovilísticas en la explotación del litio es evidente. De lograrse el traspaso del vehículo a combustión a modelos eléctricos el impacto mundial podría ser enorme no sólo en el ámbito económico, si no que también en el plano ambiental”.

La estrategia de Bolloré descansa en el desarrollo de un automóvil híbrido, que combina un motor a gasolina con una batería de litio, mientras que General Motors también planea desarrollar un modelo híbrido que ya ha sido bautizado como “Volt”.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.