Chile es centro de intercambio de microorganismos

microorganismosPublicado en Revista América Economía, 2013

Chile es centro de intercambio de microorganismos, gracias a que recientemente fue inaugurado el Banco de Recursos Genéticos Microbianos, el cual se suma a la Red Nacional de Bancos de Germoplasma que posee Chile. Esta red tiene por objetivo garantizar la seguridad alimentaria en tiempos de cambio climático global y facilitar el intercambio de material genético con fines de investigación y emprendimiento.

Los microorganismos son fundamentales para el sector de los alimentos, ya que intervienen en la elaboración de vino, cerveza, pan, leche, queso y yogurt, entre otros productos. Sin embargo, éstos también desempeñan un rol estratégico en otros nichos de la industria como la fabricación de antibióticos; desarrollo de biopesticidas, bioplásticos, biocombustibles y biorreactores; en el tratamiento de aguas servidas y basura; en procesos como la biominería; y en la producción de pigmentos y detergentes.

“En síntesis, los microorganismos representan el 50% de los 20 negocios biotecnológicos más rentables del mundo”, asevera Pedro Bustos Valdivia, Director Nacional de INIA (Instituto de Investigaciones Agropecuarias), “y su potencial aún no ha sido del todo explotado”. Lo anterior sumado al hecho de que Chile fue nombrado en el 2012 “Autoridad Internacional de Depósito de Microorganismos” por la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) convirtiendo al país en la primera nación latinoamericana en recibir esta categoría, motivaron al INIA a crear el Banco de Recursos Genéticos Microbianos.

El banco cuenta a la fecha con 2.150 muestras entre hongos, bacterias y nemátodos (mejor conocidos como gusanos redondos), los cuales son preservados a través del método de la criopreservación (proceso de congelado a temperaturas que oscilan entre -80ºC y -196ºC) y de la liofilización (proceso de congelado que incluye una cámara de vacío para separar la muestra del agua).

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.