Nock out a la Margarina

margarinaPublicado en Revista Indualimentos, 2014

Durante años la mantequilla ostentó un lugar prioritario en la dieta de occidente hasta que sus detractores advirtieron sobre su elevado aporte de grasas trans y colesterol. Ello hizo que el mercado de la mantequilla cayera en picada y comenzara el reinado de la margarina, consolidándose como un producto alimenticio más saludable. No obstante, los especialistas en nutrición nuevamente prepararon sus dardos y alertaron que la margarina también contiene grasas trans, siendo menos natural que la mantequilla y gestando una vuelta de la manteca de origen animal en gloria y majestad. ¿Qué opinan los expertos?, las opiniones están divididas.

Por siglos la mantequilla ostentó un cetro privilegiado en la cocina de cada familia, ya sea para untarla en el delicioso pan tostado de cada día, como también para utilizarla en suculentas recetas de cocina. Pero cuando los detractores de la mantequilla saltaron a la palestra advirtiendo que su consumo cotidiano representaba un riesgo para la salud de las personas, debido a su alto aporte de ácidos grasos trans y colesterol, rápidamente los untables de origen vegetal ganaron terreno en la industria mundial.

De este modo, las margarinas se convirtieron en la primera opción de los consumidores, especialmente de los estadounidenses. Ello gracias a que los productores se preocuparon de elaborar variedades del producto con una importante concentración de fitoesteroles, antioxidantes y vitaminas, todos altamente beneficiosos para la salud cardiovascular de la población.

Sin embargo y a poco andar, los fuertes cuestionamientos de los expertos de la comunidad médica en torno a la margarina, sembraron un mar de dudas sobre sus componentes aparentemente naturales, aduciendo que se trataba de un producto demasiado manufacturado, procesado y menos sano comparado con la mantequilla. En Chile los especialistas en nutrición no llegan a un consenso.

Mientras algunos plantean que la mantequilla proviene de la leche, y por lo tanto, se trata de un producto “natural”, a juicio de Alfonso Valenzuela, profesor del Centro de Lípidos del INTA (Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos), “aquellas margarinas manufacturadas exclusivamente con aceites vegetales, que no contienen colesterol y ácidos grasos trans, con un alto contenido de ácidos grasos Omega 6 y Omega 3 y/o fitoesteroles y que contienen menos de 80% de grasa, podrían ser consideradas como un producto nutricionalmente superior a la mantequilla”.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.