Nuestro entusiasmo inicial

El entusiasmo inicial

Columna basada en el libro “El Valle de la Muerte”, escrito por Roberto Musso, emprendedor y Presidente Ejecutivo de DigEvo Group, 2014

Nuestro entusiasmo inicial nos desborda en la primera etapa de nuestro proyecto. Cuando decidimos dar el salto y emprender nuestro propio negocio, entramos en un estado de absoluto optimismo, sentimos que lo que tenemos en mente lo podemos llevar a cabo fácilmente. Hemos sido capaces de detectar una buena oportunidad y trabajamos con esmero en nuestro plan de negocios, y en formar al equipo de personas que nos acompañará en esta aventura. Diseñamos la estrategia comercial sintiendo que nos sobra la energía y logramos conseguir el financiamiento que tanto necesitábamos. Así, con gran satisfacción, iniciamos las operaciones de nuestra nueva empresa.

Todo bien hasta aquí, pero la realidad es que los verdaderos desafíos recién están por empezar. Apenas hemos comenzado a realizar gastos, nos damos cuenta que los ingresos son nulos o casi inexistentes y nuestra caja comienza a ir en picada. Aparecen errores en los parámetros que utilizamos al construir el modelo de negocios, y como si todo esto fuera poco, además tenemos que lidiar con ciertas encrucijadas que nos plantea la misma industria. Hemos entrado al Valle de la Muerte.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.