Nuevas tecnologías predictivas para la minería

micomoPublicado en Direcmin, 2015

Millones de dólares en pérdidas registran las empresas mineras toda vez que se derrumba un talud o se corta una correa transportadora de mineral. Sin embargo, estos inesperados eventos hoy pueden ser perfectamente alertados en forma anticipada. La empresa Micomo, fruto de una alianza entre la estatal Codelco y la nipona NTT (2006) y que posteriormente fue adquirida por Fundación Chile (2012), adaptó el sistema BOTDR (Brillouin Optical Time Domain Reflectometry) para la industria minera y energética, que permite monitorear el estado de la correa transportadora, detectando con precisión cambios de temperatura y deformaciones (hasta distancias de más de 50 km), gracias a la instalación de una fibra óptica que es estimulada con impulsos láser.

La operación continua de la correa genera un desgaste, comenta Franz  Strube, Gerente Comercial de Micomo, haciendo que el polín friccione con la correa y se sobrecaliente, “con el riesgo de que ésta se corte o se incendie”. Con la instalación de la fibra óptica a una distancia cercana al polín, es posible registrar los cambios de temperatura y con una frecuencia de minutos, información vital que luego es enviada a la minera en línea y de forma remota.

La entrega de los datos es proporcionada mediante una plataforma web de visualización, donde el operario ingresa con su nombre de usuario y password, o bien, mediante reportes escritos que incluye gráficos y recomendaciones, los cuales son enviados directamente al jefe de operaciones.

El BOTDR además es capaz de identificar alteraciones como compresiones, estiramientos, deformaciones y cambios de temperatura en taludes, relaves y chancadores. En este caso, la fibra óptica arroja una imagen en 3D que revela la profundidad y longitud de la deformación, lo que permite trazar una línea de tiempo con la evolución del daño y tomar acciones preventivas.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.