Omega 5: más eficaz que el 3, 6 y 9

granada

Por Marina Parisi

¿Sabía que además del Omega 3, 6 y 9 también existe el Omega 5? Seguramente, usted estará pensando que se trata del último nutriente de moda, pero lo cierto es que este ácido graso esencial (que proviene del aceite de la semilla del fruto de la granada), se viene estudiando hace más de una década y hace poco han comenzado a salir a la luz los resultados, avalados por la comunidad científica internacional.

“El ácido graso Omega 5, también conocido como Acido Punícico es un ácido graso insaturado poco común, con 18 átomos de carbono y tiene tres enlaces dobles conjugados en vez de dos (como los que presentan el Omega 3 y 6)”, detalla José Becerra Allende, profesor de la Universidad de Concepción y Doctor en Ciencias Ambientales de Eula-Chile (Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Concepción). Por ello, algunos científicos aseguran que el Omega 5 sería superior a los demás ácidos grasos esenciales.

Si bien el Omega 5 posee una alta capacidad antioxidante, a raíz de su elevada concentración de fenoles totales, precisa el Dr. Becerra, lo más revelador son los resultados de la ingesta cotidiana de este aceite “en mujeres con endometriosis moderada y severa (aparición y crecimiento de tejido endometrial fuera del útero)”, asevera el experto. “La prueba clínica consistió en el consumo de cápsulas con ácido Omega 5. De igual forma, también se llevaron a cabo estudios en mujeres a quienes se les aplicó el aceite de semilla de granada a través de la piel, en vez de ingerir las cápsulas. En ambos casos se observó una gran mejoría y alivio de la sintomatología que presentaban”.

Pero los beneficios del Omega 5 no terminan aquí. La comunidad científica también ha avalado a este ácido graso para combatir enfermedades cardiovasculares, “debido a que los ácidos grasos poliinsaturados presentes en la semilla reducen considerablemente los niveles de colesterol LDL (colesterol malo)”, indica el Dr. Becerra, citando a Grande (1988) y a De Hoya y Mata (1989).

Incluso, el Omega 5 sería un buen aliado para tratar ciertos tipos de cancer, “ya que varios estudios realizados con diferentes células de cáncer, como cáncer de próstata, mama, colon y piel, han arrojado efectos antiproliferativos (impide la reproducción de células malignas), pro-apoptóticas (promueve la destrucción de células dañadas) y anti-angiogénesis (combate la transformación maligna del crecimiento tumoral), entre otros beneficios”, enfatiza el especialista. “En la actualidad, se están realizando varios estudios clínicos, sobre todo en pacientes con cáncer de próstata, para determinar los efectos de la granada en el tratamiento de pacientes con esta clase de tumor”.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.