Peces que se cultivan en termoeléctricas

cobiasPublicado en Revista América Economía, 2015

¿Alguna vez pensó que los peces bien pueden ser cultivados en una termoeléctrica?, “una locura”, es lo primero que se nos viene a la mente. Pero hoy esto es una realidad en la planta de E-CL Mejillones (empresa del Grupo International Power GDF Suez y emplazada en el norte de Chile), donde el agua de mar usada para enfriar la caldera hoy está siendo utilizada para cultivar cobias, un pez tropical escaso y de elevado valor comercial.

La idea fue del chileno y empresario Daniel Nieto Díaz-Muñoz, quien con sus 25 años de experiencia en la industria del salmón, se lanzó a la búsqueda de una especie que contara con una alta tasa de crecimiento y un mercado emergente. “Así llegué a la cobia que se cultiva principalmente en jaulas marinas de Centroamérica, China y Vietnam, y cuya producción anual es de sólo 40 mil toneladas”, comenta el emprendedor. Su precio ronda los US$30/kg, agrega, y su carne blanca, consistente y de delicioso sabor la convierte en un producto gourmet ideal para ceviches, parrillas, sashimis y sushis.

Faltaba ahora el lugar para cultivar la cobia y fue durante un viaje al Norte que Nieto entró en contacto con E-CL Mejillones. “Al conocer mi proyecto y sus proyecciones la empresa mostró gran interés en participar”, asevera Nieto, “dado que calzaba con su iniciativa de ecosistema industrial para valorar los subproductos y residuos de su proceso productivo”.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.