Perú y Chile: Exito en los negocios, mal clima político

negocios chile pepruPublicado en Universia Knowledge@Wharton, 2009

Mientras la agenda política entre Chile y Perú avanza por una compleja senda, marcada por desacuerdos limítrofes y las heridas de un antiguo conflicto armado, la Guerra del Pacífico (1879-1884), los negocios entre ambos países parecen ir viento en popa. En dicha guerra Chile combatió contra Perú y Bolivia, y como consecuencia de la victoria de Chile, las provincias peruanas de Arica y Tarapacá -regiones ricas en salitre y cobre- pasaron a formar parte del territorio chileno…. una pérdida que aún sacude a los ciudadanos peruanos.

Este acercamiento en el terreno económico quedó demostrado en agosto último, cuando el mayor conglomerado empresarial de Perú, Grupo Brescia -cuyas ventas alcanzaron los US$3.250 millones al cierre del 2008 y con negocios en banca, minería, hotelería, salud, industria química y agrícola-, aterrizó directamente en Chile para anunciar una importante operación: la adquisición del 80% de Lafarge Chile -ex Cementos Melón-, la mayor cementera del país.

Según declaró Mario Brescia, presidente del Grupo, a través del diario chileno El Mercurio, “no se había presentado una posibilidad tan concreta como ésta. Hace muchos años que hemos estado buscando oportunidades en Chile”. Asimismo, el ejecutivo explicó que los planes del conglomerado en el país contemplan, además del negocio cementero, el desarrollo de un yacimiento de oro, la construcción de plantas petroquímicas y proyectos en el rubro pesquero, casi todos en alianza con socios chilenos.

Mientras algunos analistas de la industria califican este negocio como una señal de integración latinoamericana, otros en cambio lo tildan de “excepción a la regla”, dado que en el corto plazo los conglomerados peruanos seguirán operando en territorio peruano. “Apostar por Chile, que es un mercado ya maduro, no les conviene”,  asegura Beatrice Avolio, profesora del Centro de Negocios de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.