Propiedades terapéuticas del ajo y la cebolla

ajo y cebolla 2Publicado en Revista Indualimentos, 2013

Las propiedades terapéuticas del ajo y la cebolla bien pueden tratar desde un hongo hasta mejorar la condición de un paciente con colesterol alto. Bajos en calorías, con alto contenido de agua y efectos antioxidantes, hoy el mundo científico los recomienda como importantes aliados a la hora de combatir determinados tipos de cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, los expertos advierten que su consumo habitual en la sociedad chilena va en picada, debido a que las personas cada vez más destinan menos tiempo a cocinar. 

Cuenta la leyenda que los egipcios utilizaban ajo para momificar a los faraones y a los miembros de la clase alta, y que además lo consumían con fines afrodisíacos. Pero, sin duda, su principal uso fue como alimento para los esclavos que construían las pirámides, ya que esta cultura creía que el ajo aportaba toda la energía necesaria para soportar las duras e interminables jornadas de duro trabajo. Por este mismo motivo, los soldados romanos lo adoptaron en forma habitual en su dieta alimenticia.

También se dice que durante la época del Medievo mucha gente consumía diariamente ajo, con el fin de protegerse contra la peste negra, la pandemia más devastadora de toda la historia de la humanidad y que durante el siglo XIV asoló a una buena parte de Asia y Europa, causando la muerte de 25 millones de personas.

Si bien son muchas las leyendas y mitos en torno al ajo, es un hecho que éste se ha convertido en un preciado aliño de la gastronomía moderna. Sólo basta saborear con atención fondeaus, salsas, pestos, rellenos, guarniciones, conservas, sopas, guisos, gazpachos y todo tipo de carnes y pastas. No obstante, son pocos los que saben de sus propiedades terapéuticas y lo utilizan con este fin.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.