“Se perdió la emoción por ser competitivos”

JLBPublicado en Direcmin, 2014

“Se perdió la emoción por ser competitivos”, sentencia José Luis Barroilhet, Consultor de Spencer Stuart y Especialista en Minning & Metals para Latinoamérica. Sin duda, son varios los problemas que hoy definen el actual momento de la minería chilena: leyes del mineral cada vez más bajas, energía más cara, menor disponibilidad de agua y permisos ambientales entrampados por la presión de las comunidades. Pero estos problemas siempre han existido, ¿por qué ahora están azotando con más fuerza?, porque a juicio del experto la industria no invirtió y tampoco planificó a largo plazo. El ejecutivo asevera que durante el súper ciclo del precio del cobre, el profesional minero se preocupó de cambiar el auto en vez de especializarse en su área y la empresa se concentró en obtener utilidades en vez de tratar de generar más eficiencia y productividad. El resultado está a la vista.

¿Hemos perdido competitividad?

Absolutamente, porque nos dormimos en los laureles y no pusimos ningún esfuerzo en mejorar la productividad, a entrenar a la gente para que hiciera mejor las cosas y a tratar de ponernos “un poco más al día”. En cambio, dijimos estamos bien ahora con el súper precio del cobre y vamos ganando plata en vez de invertir en innovación, en productividad, en capacitación y en buscar nuevas tecnologías. Hacer las cosas un poco mejor implica planificar a largo plazo, pero no se hizo nada de esto. Sólo actuamos en función del día a día y esto nos pasó la cuenta.

En otras palabras, no hicimos la pega y de esto hay muchos ejemplos. Es cosa de hacer una encuesta e indagar cuántos profesionales del rubro invirtieron en hacer un postgrado o un curso de negocios. La conclusión es que la mayoría no lo hizo. La única forma de que la competitividad no se pierda es que tú seas más efectivo y eficiente en tu trabajo. También la empresa, y por supuesto, toda la industria. Pero ello no ocurrió y ahora están las consecuencias.

*Si quieres leer la entrevista completa, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.