Wall-E llega a la mina

Wall llega a la minaPublicado en Revista América Economía, 2013

Wall-E volvió y aterrizó directo en la mina para revolucionar la forma en que se hacen las cosas. Explotar de forma más eficiente el mineral y aumentar la producción hoy es posible para las mineras, gracias a la aplicación de soluciones de robótica. La electrorefinación es clave para producir cátodos de cobre, pero el proceso se había convertido en una tarea engorrosa y peligrosa para la refinería de Chuquicamata en Codelco. Este escenario cambió, gracias a la astucia de Wall-E.

En teoría el proceso de electrorefinación es como cocinar algo: se mezclan los ánodos y los líquidos, y el horneado de estos ingredientes arroja cátodos de cobre de alta pureza. Luego, hay que limpiar los implementos usados, vale decir, las barras de conducción en las celdas de electrorefinación.

El problema es que esta labor de limpieza es mucho más compleja en el mundo real “y los trabajadores no daban abasto para limpiar una superficie tan extensa”, explica Luciano Chiang, profesor de la Universidad Católica y del Dictuc, “además era peligroso para la salud de los trabajadores, ya que en el lugar hay gases tóxicos”. Todo ello dio un importante giro cuando los expertos desarrollaron el ArmandoBot, una solución robótica que nos recuerda a Wall-E.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.