Cómo dormir profundo y continuo

Publicado por Marina Parisi, abril del 2021

Hoy más que nunca es natural experimentar alteraciones al sueño como Insomnio. Sin embargo, se puede dormir profundo y continuo con las siguientes recomendaciones médicas.

Ya sea que haya dificultad para conciliar el sueño, que la persona se despierta muchas veces durante la noche, o bien, se despabila en la madrugada y después no puede volver a conciliar el sueño, “todas éstas son manifestaciones de Insomnio, afirma Pablo Gómez, Médico, Psiquiatra, Master en Programación Neurolinguística e Hipnosis Clínica, a través de su plataforma pública virtual.

“El insomnio es un síntoma”, aclara el médico, “y en la mayoría de los casos es gatillado por ansiedad o depresión”.

¿Cómo evitarlo?, a continuación van algunas sugerencias:

NO VER NOTICIEROS DE NOCHE: El contenido que éstos entregan en general es muy negativo, especialmente en estos días. El problema es que esta información es absorbida tanto a nivel consciente como inconsciente.

Lo anterior hace que la persona después no logre conciliar el sueño o se despierte en medio de la noche preocupada por lo que vio o escuchó en el noticiero.

Si la persona desea informarse, la sugerencia es que lo haga durante la mañana.

Al atardecer el ideal es que la persona se sienta en paz, sin preocupaciones. Leer un libro, meditar, escuchar música o practicar yoga son actividades recomendables.

EVITAR CELULAR, NOTEBOOK O TABLET DE NOCHE: “La luz intensa proveniente de estos aparatos disminuye la secreción de melatonina, hormona que activa el descanso nocturno”, asevera el psiquiatra. “Hay que eliminarlos por lo menos dos horas antes de dormir”.

COMBATIR EL MIEDO A NO DORMIR: Las personas que han experimentado insomnio por algún tiempo, es natural que se angustien cuando llega la noche pensando que otra vez no podrán conciliar el sueño, comenta el Dr. Gómez.

Este fenómeno se puede contrarrestar con visualizaciones durante el día. “Por ejemplo, imaginar que está despertando en su cama después de haber dormido plácidamente toda la noche”, grafica el experto.

Las afirmaciones positivas también ayudan. Se puede repetir varias veces al día lo siguiente: “Me hundo en un sueño profundo y continuo, despierto fresco y renovado”.

DUCHA CON AGUA TIBIA ANTES DE ACOSTARSE: Esta es muy beneficiosa, ya que aporta relajación al cuerpo preparándonos para el descanso. El efecto permanece varios minutos después de haber salido de la ducha.

MEDITACIÓN: El ideal es practicarla dos veces al día, en la mañana y en la tarde. Se trata de enfocar la atención en la respiración, detalla el Dr. Gómez.

Al inhalar por la nariz inflamos lentamente nuestro estómago y pulmones, retenemos unos segundos el aire, para luego exhalar por la nariz de a poco.

“Ello brinda relación al cuerpo y luego de varios minutos la mente también se tranquiliza. El gran beneficio de la meditación es que tiene un efecto acumulativo. Si la practicamos todos los días, más serenos nos sentiremos”, explica el especialista.

VISUALIZACIÓN: Si la persona se va a la cama tratando de resolver problemas o pensando en lo que tiene que hacer, “ello genera ansiedad y la respuesta fisiológica del cuerpo es la activación de adrenalina y cortisol, que son las hormonas de la supervivencia (stress)”, asevera el médico.

Por lo tanto, hay que evitar a toda costa lo anterior y en cambio practicar la visualización. “Se trata de imaginar todo aquello que deseamos en nuestra vida”, indica el psiquiatra.

“Este ejercicio inmediatamente nos pone en un estado positivo y genera hormonas muy beneficiosas como melatonina, serotonina y dopamina, las que ayudarán al descanso profundo”, afirma el Dr. Gómez.

HIERBAS NATURALES: La Valeriana tiene un efecto muy positivo para combatir el insomnio, gracias a su atributo sedante actuando sobre el sistema nervioso central. Se trata de una inductora natural del sueño.

La Pasiflora es otra hierba medicinal que también cuenta con características sedantes y ejerce una acción anti-ansiolítica y tranquilizante.

Por último, la Melisa es otra eficiente opción, debido a sus propiedades para aliviar episodios leves de stress mental y facilitar el sueño.

Estas hierbas se pueden ingerir en forma de infusión o té.

En una olla grande coloque un litro de agua y déjela hervir. En pleno hervor agregue una cucharada colmada de la hierba y deje hervir tres minutos. Apague, tape bien la olla y deje reposar cinco minutos. Cuela y consuma hasta tres tazas durante el día.

De igual forma, tanto la Valeriana como la Pasiflora y la Melisa se pueden adquirir en forma de tinturas (gotitas).

AROMATERAPIA: El ideal es utilizar aceite esencial de vainilla, ya que éste tiene un efecto relajante y anti-depresivo.

Dulces sueños.